Mientras yo no pueda respirar bajo el agua o volar tendrá que gustarme caminar sobre la tierra y ser hombre, no pez, no ave. — J. Sabines